Una red alternativa para nuestros desarrollos del Internet de las Cosas

El Internet de las Cosas (IoT) está aquí, ya no es un término, concepto, o idea que esperamos con entusiasmo que se desarrolle, vivimos en un mundo conectado que atrapa día a día mayor cantidad de elementos; disfrutamos la inter conexión aunque dudamos de la poca privacidad; dependemos de la cercanía digital, aunque abandonamos poco a poco las relaciones personales. Es un movimiento que nos arrastra a todos.

De manera general, el concepto de Internet de las Cosas corresponde al crecimiento en el desarrollo de elementos tradicionales que en el pasado no contaban con algún tipo de conectividad y hoy en día son accesibles por medio de nuestras redes de datos.

Empresas tradicionales de productos que en el pasado eran desconocidos para las redes de datos, se encuentran en el desarrollo de mayor cantidad de productos “conectables” a precios competitivos y ese efecto lo podemos ver casi en todas las industrias.

Este crecimiento se ha visto favorecido por varios elementos tales como el desarrollo, implementación paulatina y aceptación de IPv6, que nos permitirá contar con una capacidad mayor de direcciones IP (2128 direcciones comparado con 232 de IPv4), el desarrollo del Open Hardware, que permite que las especificaciones y diagramas esquemáticos sean de dominio público, gratuito o por medio de un pago (tales como los micro controladores Arduino y sus familiares genéricos), el abaratamiento de dispositivos electrónicos y principalmente el aporte de una gran comunidad de desarrolladores de software y hardware a nivel mundial los cuales, de manera desinteresada comparten sus conocimientos e iniciativas.

¿Y cómo se transmiten los datos que se generan?

Todos estos elementos han aportado al desarrollo, pero siempre se consideró que las redes de telefonía tradicionales serían el medio único e ideal para la transmisión de datos de IoT de dispositivos remotos, aunque estas redes fueron desarrolladas con otros propósitos.

Las redes de telefonía móvil han sido desarrolladas para transmitir grandes cantidades de datos que corresponden a lo que algún día se consideró la digitalización de un evento análogo como la voz, aunque hoy en día ha ido dando paso cada vez más a la mensajería digital. De manera natural, la capacidad de las redes de telefonía móvil ofrece recursos superiores a los requeridos por la gran mayoría de dispositivos de IoT remotos y consecuentemente el costo de transmisión es superior a otras posibilidades.

Una de estas posibilidades es la red SIGFOX, una red independiente, desarrollada teniendo como objetivo el cumplimiento en la transmisión de datos de dispositivos IoT de acceso remoto, entre sus principales características se destacan.

Bajo consumo de energía

Los dispositivos desarrollados para la red SIGFOX ofrecen características mejoradas en el consumo de energía, principalmente por el tipo y utilización de la transmisión de datos, ya que esta se realiza en una banda de radio no licenciada, con paquetes de datos muy pequeños (12 bytes de envío y 8 bytes de recepción), en períodos definidos.

Bajo costo

En comparación con los servicios de transmisión de datos por medio de redes de telefonía móvil, una tarifa para que un dispositivo SIGFOX pueda transmitir es una fracción del costo, principalmente porque es una red de consumo limitado (cada dispositivo puede transmitir una cantidad limitada de mensajes) y por el tipo de transmisión, la inversión en infraestructura también es una fracción de la inversión que deben realizar las operadoras de telefonía e Internet.

Amplia red de cobertura

La cobertura de las redes SIGFOX, por el tipo de comunicación utilizada, permite un alcance mucho mayor desde el punto de ubicación de las antenas y hasta los dispositivos. En la actualidad existen 160 antenas distribuidas por diferentes partes del país y 1,253 en todo Centroamérica.

Centro de datos unificados

Todas las lecturas de los dispositivos SIGFOX llegan a un centro de datos unificado en donde pueden ser agrupados, analizados y migrados a otras plataformas, ya sea por medios manuales o por procesos automáticos.

Estas migraciones de datos utilizan formatos estándar y universales para su transmisión (JSON, XML) por lo que permiten una conectividad sencilla entre el servicio y nuestras aplicaciones propietarias.

Un mercado abierto al desarrollo de dispositivos

Es posible desarrollar nuestros dispositivos electrónicos para SIGFOX, pasar por un proceso de validación e involucrarse en el mercado de IoT transmitiendo a través de SIGFOX.

Los principales productos de Hardware Libre, tales como Arduino, están desarrollando sus módulos específicos para trabajar con la red de SIGFOX, tal es el caso del MKR1200, una evolución del MK1010 (conectividad Wifi y Bluetooth integrado), pero desarrollado para la línea de conectividad SIGFOX.

Sin duda, todas las comparaciones nos ofrecen sus puntos de vista y de acuerdo a nuestras necesidades podremos encontrar ventajas en una u otra tecnología, pero contar con una red alternativa de transmisión de datos para el Internet de las Cosas de dispositivos remotos nos ofrecen una amplia gama de posibilidades para nuestros desarrollos, en un mundo en donde según CISCO para el año 2020 tendremos al menos 30,000 millones de dispositivos conectados a Internet y en promedio cada habitante de este planeta tendrá más de 6 dispositivos transmitiendo los datos de su entorno a sus medios de almacenamiento en la nube, contar con nuevas rutas digitales más que una alternativa podría ser una necesidad.

Blog por Gerardo Gamboa.

Mira los cursos que hemos creado para ti

Contáctenos